Antonio Pedrero Yéboles (Zamora, 1939) es uno de los artistas más destacados, prestigiosos y admirados que han trabajado en el ámbito zamorano durante la segunda mitad del siglo XX y lo que llevamos de la presente centuria.

Tres han sido los centros que forjaron su vocación artística:La Escuela de Arte San Ildefonso de Zamora, en la que entró con diez años y permaneció hasta los catorce, siendo sus maestros los pintores zamoranos Daniel Bedate y José María García Castilviejo. La Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, donde continuó su formación entre los años 1953 y 1958. Y la Escuela de Artes Gráficas de Madrid, en la que permaneció en 1958.

Pedrero siempre ha estado especialmente vinculado a su ciudad natal, por lo que sus paisanos se reconocen fácilmente en su obra. A lo largo de su dilatada vida profesional ha realizado numerosos retratos, ha tratado los paisajes rurales y urbanos y los bodegones, y ha recreado escenas históricas y otras de labores agrícolas y de ambientes costumbristas y populares, a veces en grandes composiciones. También ha confeccionado pinturas murales, carteles, y dibujos y grabados para la ilustración de libros. Y ha acometido proyectos escultóricos para exponer públicamente en el ámbito urbano o mostrar durante la celebración de la Semana Santa local.

Fascinado por el arte como creador, Pedrero ha generado en su pintura un universo propio, hondo, lleno de matices y profundamente expresivo. Siempre se ha movido en el campo de la figuración, con composiciones exquisitamente concebidas y cuidadosamente desarrolladas, con tendencia a captar lo esencial, significativo o simbólico de los motivos; con figuras inclinadas a la geometrización, en las que se perfilan bien claramente el equilibrio de sus líneas esenciales, y con la precisa elección de un rico y variado colorido, que otorga a la obra unas cualidades estéticas admirables. Su pincelada es minuciosa, bien construida, muy elaborada, empastada, maciza, superpuesta.

En esta muestra se exhiben dibujos, pinturas y esculturas de carácter religioso, que abarcan temporalmente desde su adolescencia hasta hoy, por lo que en su conjunto se perciben casi como una retrospectiva.

El Museo Diocesano de Zamora agradece al artista, los particulares, la parroquia de San Vicente de Muga de Sayago y la Cofradía de Jesús del Vía Crucis de Zamora su generosa contribución a esta muestra, prestando temporalmente las obras para deleite de las personas que la visiten.

E-mail del evento: museodiocesanodezamora@planalfa.es

Web del evento: http://www.diocesisdezamora.es/delegaciones/ver-museo-diocesano-24

Está pasando ahora

Fechas

Del 30 junio al 31 diciembre de 2017

Enlace

Dirección

Museo Diocesano de Zamora - Plaza de Santo tomás, s/n. Municipio de Zamora. 49002 Zamora.

Información adicional

De lunes a sábados de 10 h a 14 h y de 17 h a 20 h. Domingos y festivos de 10 h a 13 h